Conoce tus derechos como cliente de bancos y cooperativas

Si eres cliente de un banco, cooperativa u otra institución financiera necesitas conocer tus derechos como consumidor.

Cuando se trata de utilizar entidades financieras, estás sujeto a una serie de derechos. Pero, ¿Cuáles son los tuyos y cómo hacerlos valer? En esta entrada del blog, exploraremos tus derechos como usuario de instituciones financieras, y cómo hacerlos valer en caso necesario. Sigue leyendo para saber más.

Conoce tus derechos como cliente de bancos y cooperativas

1. No aceptes todas las ofertas que recibes

No permitas que un vendedor agresivo te presione para que contrates un producto que no aportará valor a tu gestión del dinero. Depende de ti, no de ellos.

2. Exige información clara y precisa

Cuando firmes el contrato, es importante que leas todos los detalles y preguntes si tienes alguna duda. Los cargos aplicados por los servicios deben ser aceptados previamente de forma expresa a través de cualquier canal de atención al cliente, pero puedes cancelarlos en cualquier momento de acuerdo con las obligaciones que nos impone la ley.»

3. Cualquier cambio tiene que ser notificado

Tienes derechos a ser notificado previamente de cualquier cambio en las comisiones o tasas de interés que aplique la entidad financiera.

4. La protección de tus datos es primordial

Los datos que facilitas a tu entidad financiera están protegidos y se mantienen bajo absoluta confidencialidad. Recuerda que los bancos siempre cuentan con nuevas medidas de seguridad para garantizar que la información de sus clientes esté a salvo de cualquier daño.

5. Tu voz es importante

Lo más importante es hacer saber a tu entidad financiera lo satisfecho que estás con su servicio. Y también, por supuesto, tienes derecho a presentar una queja si la experiencia no ha sido positiva o si en algún momento un asesor no te ha proporcionado un trato respetuoso adecuado por su parte; puedes acudir a los canales de atención al cliente o incluso dirigirte directamente al defensor del cliente de tu entidad o a la Super Intendencia de bancos.

6. Copias de contratos siempre disponibles

Recuerda siempre pedir una copia de cualquier producto financiero que estés contratando. Si algo sale mal y pierdes la documentación original, ¡no hay problema! Puedes solicitar duplicados o copias a tu banco, y puede que cuesten más dinero dependiendo de lo que suministren en términos: ¿por qué no preguntar ahora mismo antes de firmar nada?

7. Conoce todas las condiciones de tu crédito

El asesor del banco debe informarte de todos los procesos y condiciones que implica solicitar un préstamo o crédito, por ejemplo, cancelarlo. También te informará de cómo hacer un pago anticipado o renovar el actual, si es necesario, antes de su fecha de vencimiento, así como de cualquier otra solicitud, como refinanciar o reestructurar los pagos de la deuda que venza en él.

8. Pide que tus deudas sean cobradas con buen trato

El banco no es sólo una institución que concede préstamos. También tienen la responsabilidad de garantizar que tu dignidad y respeto queden intactos al devolverte las cuotas mensuales. Si alguien te ha tratado mal (utilizando un lenguaje abusivo o la fuerza), ¡presenta una reclamación en atención al cliente!

Leer también:

 

¿No encuentra lo que busca?