Hogar

Cómo cultivar papas en sacos





En este artículo les decimos como cultivar papas en sacos; con este  efectivo método, se pueden cultivar papas en terrazas, balcones, patios y cualquier sitio en el que tengamos nuestro espacio para la huerta urbana. Existen multitud de variedades de papas que se pueden cultivar según el espacio donde las vayamos a plantar, si hay mucha luz o  incluso el tiempo que tarda en producir. Se pueden plantar a lo largo de todo el año, pero en los sitios que hay heladas es mejor empezar a plantarlas en primavera.


Cultiva papas en sacos, sólo necesitas  imaginación y trabajo. A continuación les mostramos lo fácil que es cultivar papas, el truco es usar recipientes especiales diseñados para esto. Parecen bolsas de supermercado, pero estos sacos de papas son especiales para el cultivo al aire libre. Usando fertilizante y agua de manera adecuada te dará unas  papas saludables.

Cómo cultivar papas en sacos

Necesitas:

  • Papas
  •  Fertilizante orgánico
  •  Bolsas de residuos

Procedimiento:

Cómo cultivar papas en sacos

  1. Prepara las papas para plantarlas. Puedes utilizar papas de tu despensa, aún si ya tienen brotes. Corta las papas en por lo menos dos pedazos, asegurándote de que haya dos en cada . El de una es una muesca o mancha donde se formarán los brotes. Deja los trozos de papa sobre una toalla de papel durante por lo menos 24 horas para que se sequen.
  2.  Prepara la mezcla de tierra. Ésta debe ser liviana y aireada para permitir que las raíces y vástagos de la papa se formen y crezcan fácilmente. Mezcla tierra para macetas con turba, vermiculita u hojas muertas picadas o con todos ellos juntos. Llena una bolsa de residuos con 4 pulgadas de la mezcla de tierra. Enrosca los bordes de la bolsa hacia abajo hasta 2 pulgadas dentro de la superficie de la tierra. Haz orificios en la bolsa debajo del nivel de la tierra para permitir el drenaje.
  3.  Planta las papas. Coloca cinco pedazos de papa en cada bolsa de residuos, uno en el centro y cuatro en círculo cerca del borde exterior. Planta las papas a una profundidad en la que estén apenas cubiertas con tierra. Riega bien.
  4.  Mantén tus papas. Primero, los trozos de papas generarán raíces. En este momento habrá poca actividad visible. Luego, los trozos emitirán brotes. Cuando éstos alcancen las 4 pulgadas de altura, agrega mezcla de suelo a la bolsa de residuos hasta que los tallos estén cubiertos casi por completo nuevamente. Desenrolla los bordes de la bolsa para ir a la par de la tierra agregada. Riega bien. Continúa agregando la mezcla de tierra a medida que los tallos crecen para estimular el crecimiento hacia arriba. Riega las bolsas regularmente para que la tierra no se seque. Cuando los tallos hayan alcanzado la parte superior de la bolsa de residuos, deja de agregar tierra y permite que florezcan y maduren.
  5.  Cosecha las papas. Cuando la planta se marchita y las hojas se ponen marrones, es momento de cosechar las papas. Vacía la bolsa o córtala para abrirla y arranca las papas de los tallos subterráneos. Cepilla la mayor cantidad de tierra que puedas, pero no laves las papas. Deja que la cáscara se endurezca al aire libre, alejada de la luz solar, por al menos dos días. Lava las papas sólo cuando estés listo para usarlas y así prolongarás el tiempo de almacenamiento.

Si sigues las instrucciones, podrás disfrutar dentro de poco de patatas cultivadas por ti mismo:





¿No encuentra lo que busca?