Hogar

Cómo evitar que mi perro ataque a los gatos






Cómo evitar que mi perro ataque a los gatos

Si tienes un perro y tiene tendencia a ser agresivo o alterarse con la presencia de gatos, debes intentar hacer lo posible por modificar ese conducta. Más que nada para evitar un estrés innecesario, posibles escapes de tu perro cuando salís de paseo y, sobre todo, para evitar accidentes. La relación entre perros y gatos no tiene por qué ser un problema, y por eso en este artículo les decimos cómo evitar en mi perro ataque a los gatos.

1.-Separar físicamente a los animales

Ya te haz dado cuenta de que tu perro y tu gato por ahora no pueden convivir en el mismo espacio. Por el bien de los dos deberás tenerlos en habitaciones separadas, sin que se vean. En cada habitación la mascota deberá tener todo lo que necesita para comer, beber e ir al baño.

2.-Ejercicio

Para que tu perro sea un animal equilibrado debe tener su buena dosis de ejercicio todos los días. Es conveniente que lo saques a pasear, a correr o a jugar con la pelota al menos durante media hora, dos o tres veces al día. De esta manera te asegurarás de que tu perro libere sus energías y esté cansado y tranquilo en casa.

como-evitar-que-mi-perro-ataque-a-los-gatos

3.-Obediencia

Deberás enseñarle a tu perro los comandos básicos de obediencia para poder mantenerlo lejos de tu gato y para interrumpir cualquier situación que podría derivar en ataque. Enséñale a sentarse, a quedarse quieto y a soltar algo, mediante un trabajo constante y responsable.

4.-Juntar a los animales progresivamente

Tu perro ya estará algo entrenado y equilibrado a causa del ejercicio, por lo tanto ya es momento de volver a presentarle al gato. Para comenzar solo debes abrir un poco la puerta que los separa, pero cuidando que no quede suficiente lugar para que pasen. Deja así la puerta por un par de días, para que ellos tengan la oportunidad de olerse y escucharse, pero sin tener contacto directo.

Si ves que pasan los dos días y no hay señales de agresividad, podrás juntar a los dos animales. Para ello tendrás que ponerle la correa a tu perro e ingresar en la habitación del gato. Sólo lo harás si el perro está tranquilo y no tira de la correa.

Durante la reunión dales golosinas y trata con cariño a tus mascotas. Nunca lo retes ni le grites porque de esa manera no va a entender si se porta mal. No le saques la correa, solo estén un ratito allí y vuelvan a salir. Repite el procedimiento algunos días y verás que los ataques no volverán a repetirse.

Recomendaciones:

  • Una de las mejores cosas que puedes hacer para que tu perro deje de atacar a tu gato es castrarlo o esterilizarlo, pues de esa manera se disminuirá el instinto de agresión y pelea.
  • Castigar a tu perro cada vez que ataca a tu gato solo hará que el comportamiento vuelva a repetirse.
  • Pide ayuda a un entrenador de perros si es que no logras enseñarle los comandos o si prefieres a un experto en el tema.



Consultar si es miembro de la Junta Receptora del Voto para las Elecciones Ecuador 2017

¿No encuentra lo que busca?