Mascarilla de sábila para las arrugas

Con el paso del tiempo y con el trato nuestra piel comienza a degradarse mucho, aparecen las manchas, las arrugas en el rostro, aparecen ciertas cosas que nunca queremos que salgan para mantenernos jóvenes.

Las arrugas pueden combatirse a través del uso de un buen remedio casero que consiste en mezclar tres ingredientes sumamente hidratantes: pepino, aloe vera o sábila y aceite de oliva. A continuación les explicamos como realizar esta mascarilla efectiva para eliminar arrugas.

Mascarilla de sábila para las arrugas

Ingredientes:

  • 100 gramos de pepino
  • 100 gramos de pulpa de sábila o aloe vera
  • Una cucharada de aceite de oliva

Mascarilla de sábila para las arrugas

Preparación:

  1. Comienza la preparación de este remedio natural contra las arrugas colocando el pepino (con su piel) y la pulpa de aloe vera o sábila en un mortero o simplemente en el vaso de la batidora.
  2. Añade el aceite de oliva y procesa hasta obtener una pasta bien homogénea y sin grumos.
  3. Lo ideal de este remedio casero antiarrugas es aplicarlo directamente a la noche untando suavemente sobre las arrugas con un pincel o algodón, dejando secar y que actúe durante toda la noche.
  4. Se retira simplemente con un poco de agua tibia a la mañana siguiente.

Otras Mascarillas Caseras Para las Arrugas

A continuación, te dejamos también una serie de mascarillas antiarrugas, de seguro te serán de mucha ayuda.

1-Avena y Papaya:
Solo Necesitas una cucharada de avena seca y 2 cucharadas de pulpa de papaya. Mezcla muy bien los dos ingredientes, y cuando obtengas una mezcla homogénea ósea una pasta, aplica sobre tu rostro, dejándolo reposar durante 10 minutos, y para luego enjuagar con abundante agua tibia.

2- Papa y Manzanilla
Solo deberás mezclar una infusión de manzanilla con una papa rallada. Aplica la preparación sobre tu rostro, y manténla allí durante 15 minutos, enjuagar con agua tibia.

3- Limon y Aguacate:
Mezclar la pulpa de medio aguacate con una cucharada de jugo de limón. Añade a la preparación, una clara de huevo batido a punto suspiro. Revuelve todo muy bien hasta formar una pasta. Aplica la mascarilla durante 20 minutos en el rostro, luego enjuagar con mucha agua tibia

¿No encuentra lo que busca?