Trucos para que la casa no huela a perro

Los perros en nuestros hogares, resultan excelentes compañeros y los niños los adoran.Sin embargo, cuando entramos a nuestra casa o apartamento, después de un duro día de trabajo, percibimos, de pronto, un cierto olor no muy agradable que se asemeja a un zoológico.

A continuación una serie de recomendaciones que pueden ayudar al respecto:

Trucos para que la casa no huela a perro

Trucos para que la casa no huela a perro

  • Limpiar regularmente su cama, manta, colchón y, en general, el rincón donde suele dormir es imprescindible para reducir el olor a perro de tu casa. Al pasar tantas horas en esa estancia del hogar, la misma queda totalmente impregnada de su olor y la mejor forma de eliminarlo es limpiándola con frecuencia. Puedes aprovechar para hacerlo cuando bañes a tu perro que, recuerda, lo más aconsejable es hacerlo cada 15 días.

Trucos para que la casa no huela a perro

  •  De la misma forma que el vinagre de manzana es bueno para neutralizar el olor de tu perro, también lo es para eliminarlo de tu hogar. Para ello, agrega 1/4 de taza de este vinagre a tu detergente habitual cuando laves tanto las prendas de tu perro como las fundas del sofá, etc. Puedes hacerlo también cuando limpies la alfombra, puesto que esta suele ser uno de los sitios favoritos de nuestros perros para tumbarse y también huelen a ellos.
  • Un truco muy eficaz para eliminar el olor a perro de tu casa es utilizar un producto absorbente de olores como el bicarbonato de sodio. Espolvorea un poco por las estancias del hogar en las que suele estar tu can y déjalo actuar durante toda la noche. No lo hagas donde esté durmiendo tu perro porque si lo ingiere en grandes cantidades puede provocar problemas gastrointestinales. Aplica el bicarbonato sobre su cama cuando lo saques a pasear, por ejemplo, y deja que actúe durante una hora.Pasado el tiempo, simplemente aspira con la aspiradora y ¡listo! Tu casa ya no olerá a perro. Puedes espolvorear tanto el suelo como el sofá y las alfombras.
  •  Por último, si tienes más de un perro y tu casa sigue oliendo a ellos a pesar de los trucos anteriores, tienes la opción de colocar en tu hogar un purificador de aire. Aunque es el remedio más caro, también es el más efectivo puesto que elimina todo tipo de malos olores y agentes contaminantes como bacterias, virus, etc. Asimismo, los ambientadores te ofrecen la posibilidad de mantener el buen olor.

Ingredientes de preparaciones para que tu casa no huela a perro

1.- Vinagre
Trucos para que la casa no huela a perro

El vinagre es un desinfectante y desodorizante natural que romperá el amoniaco de la orina de las mascotas y también eliminará el olor causado por la misma. Si sabes dónde está la mancha de orina que dejó la mascota, empapar con vinagre blanco destilado, deja reposar por unos minutos, luego frota la zona con un cepillo o con un paño. Si no estás seguro de donde se encuentra la mancha de orina, mezcla una solución de 1 taza de vinagre blanco y 2 tazas de agua en una botella con atomizador. Rocía por toda la casa, en los revestimientos del suelo, la tapicería, y en otros tejidos. Puedes incluso hacer una solución de limpieza para la mayoría de los pisos mezclando un galón de agua y una taza de vinagre blanco en un balde. Moja una fregona o trapeador en la solución, escurre el exceso de agua, y limpia los pisos de madera, laminado, linóleo o de vinilo para eliminar cualquier olor. El vinagre mata todas las bacterias y elimina el olor causado por la orina de las mascotas.

2.- Zumo de limón

Trucos para que la casa no huela a perro

Para hacer un desodorante con aroma a cítricos, mezcla 2 tazas de agua con 1/2 taza de jugo de limón y 1/2 taza de bicarbonato de sodio en una botella con atomizador. Rocía las alfombras, la tapicería y otros tejidos que puedan haber estado en contacto con la orina de las mascotas. Con esto tendrás un aroma fresco a cítricos con una calidad ligeramente ácida, perfecta para eliminar el olor a orina de las mascotas.

3.- Bicarbonato de sodio
Trucos para que la casa no huela a perro

El bicarbonato de sodio actúa como un agente desodorante natural que solo cuesta muy poco, y es muy eficaz para eliminar los olores de las mascotas. Si sabes de qué lugar proviene el olor, cubre el área con una gruesa capa de bicarbonato de sodio y déjalo reposar toda la noche. Si el olor se ha extendido a más de una habitación y no puedes determinar de qué lugar proviene, cubre el piso de la habitación con una pizca de bicarbonato de sodio, incluidos el mobiliario y otras áreas que puedan haber estado en contacto con la orina de las mascotas. Deja reposar durante unas horas, y luego pasa la aspiradora para recoger todo el bicarbonato de sodio. Esto eliminará el olor, dejando la habitación con un olor fresco y limpio.

NOTA: Siempre prueba primero en una zona pequeña cuando utilizas un método de limpieza para eliminar los olores a orina de gato para asegurarte que las telas, alfombras u otros no se destiñan. Los pisos de madera pueden mancharse o aclararse debido a ciertos productos de limpieza y pueden necesitar una aplicación de tintes o sellador después de su uso.

¿No encuentra lo que busca?