Remedios caseros para combatir las ojeras

By  | 
Remedios caseros para combatir las ojeras


Con el transcurso de los años, como la piel va perdiendo colágeno y se va a haciendo más fina aún, las ojeras surgen con mayor frecuencia, las ojeras pueden presentarse de diferentes colores.  Son de tono marrón en las personas que tienen la piel oscura y se exponen mucho al sol, por exceso de pigmentación; de color violáceo en aquellos que tienen la piel más blanca; y verdosas en los de pieles intermedias.

Remedios caseros para combatir las ojeras

Remedios caseros para combatir las ojeras

Remedio casero para las ojeras #1: Cerrar los ojos y cubrirlos con una toallita fría durante unos cinco minutos. Repetir varias veces esto a lo largo del día.  Con este remedio se contribuirá a constreñir sus vasos sanguíneos y, por lo tanto, a disminuir la obscuridad y, tal vez, también, a reducir la inflamación de los tejidos.

Remedios caseros para combatir las ojeras

Remedio casero para las ojeras #2: Lavar una papa y enjuagar bien con agua del grifo. Rallar o verter en pequeños trocitos en la licuadora, hasta obtener una pulpa. Cerrar los ojos y, aplicar sobre los mismos la pulpa de papa, dejándola por 20 minutos. Remover y lavar la cara con agua fresca.

Remedios caseros para combatir las ojeras

Remedio casero para las ojeras #3:  Lavar un pepino bien con agua, cortar en pedazos sin haberlo pelado y echar los trozos en la licuadora.  Colocar la pulpa que se obtenga sobre los ojos cerrados, dejando la mascarilla por 20 minutos. Al removerla y enjuagar la cara, lavar los ojos con agua fresca.

Remedios caseros para combatir las ojeras

Remedio casero para las ojeras #4  Colocar bolsas de té negro en infusión (y que estén frescas) sobre cada párpado.

Remedios caseros para combatir las ojeras

Remedio casero para las ojeras #5 Preparar en infusión con 2 cucharadas de manzanilla en una taza de agua que esté hirviendo.  Dejar refrescar y empapar dos compresas de algodón, colocarlos sobre los ojos durante 15 minutos.

Recomendaciones:

  1. Descansar, ya que el estrés, la falta de sueño o el cansancio pueden provocar su aparición.
  2. Tomar abundante agua
  3. Consumir poca sal para evitar reteneción de líquidos.
  4. Masajear la zona dando pequeños golpearos con suavidad.
  5. Usar cremas ricas en retinol y en vitamina K en el contorno de los ojos.

 


¿No encuentra lo que busca?