Belleza

Cómo hacer un corrector de ojeras casero





En este artículo aprenderás  cómo preparar un corrector casero para cubrir tus ojeras, puesto que es una opción muy viable para que tengas que propio corrector, incluso si te quedas sin este producto en casa y no tienes tiempo de ir a comprarlo puedes hacer el tuyo aunque sea para utilizarlo hasta que te compres el producto.


Para hacer un corrector casero deberás tener en cuenta que es muy importante encontrar el tono adecuado para poder tener un aspecto pulido.  A continuación dos formas  que puedes hacer tu propio corrector para que se adapte a tu tono de piel y que además te dé la cobertura que necesitas.

1.-Corrector de crema hidratante y base de maquillaje

Cómo hacer un corrector de ojeras casero

  • Toma el recipiente de una base líquida que ya no utilices y límpialo bien.
  • En otro recipiente, mezcla una cucharada de crema hidratante y media cucharada la base de maquillaje líquida que utilices habitualmente.
  • Mezcla bien todos los ingredientes.
  • Si es necesario agrega más base o más crema hidratante, dependiendo de la intensidad del color y la consistencia que necesites obtener.

2.-Corrector de crema hidratante y rubor

  • En un recipiente limpio, coloca 2 cucharadas de tu crema hidratante preferida.
  • Incorpora a la misma un poco de rubor en polvo, de un tono similar al de tu piel.
  • Mezcla con cuidado todos los ingredientes, hasta que se forme una pasta homogénea.
  • Agrega más cantidad de rubor si es necesario hasta que logres obtener un tono muy similar al de tu piel.

Trucos para aplicar bien el corrector

Cómo hacer un corrector de ojeras casero

  1. Aplica primero la base y luego el corrector. Este suele ser un error bastante común. Si aplicas la base de maquillaje primero, vas a notar que no necesitarás utilizar tanto corrector para simular las ojeras.
  2. Colócalo hasta la altura de las mejillas. Es muy probable que estés acostumbrada a utilizar el corrector solo alrededor de los ojos para disminuir el tono oscuro de las ojeras. Pero, la mejor forma de aplicar el corrector es dibujar un triángulo con la base bajo el ojo y el vértice del mismo apuntando hacia la mejilla. De esta manera, lograrás no solo que desaparezcan las ojeras, sino que lograrás realzar tus rasgos faciales.
  3. Elige el tono correcto. Este es otro punto en el que debes de centrar tu atención. Siempre debes de tener en cuenta el tono de tu piel y el tono de las ojeras. Lo ideal es que no sea más de dos tonos claros que el tono natural de tu piel. El tono de corrector debe ser opuesto al tono de tus ojeras.

Poniendo en práctica estos sencillos trucos, lograrás atenuar tus ojeras y lucir un aspecto fresco y saludable. Pero además, puedes ayudarte teniendo en cuenta ciertos cuidados en tu diario vivir.





¿No encuentra lo que busca?