Licuados para mejorar la circulación en las piernas

La mala circulación en las piernas (también conocido como insuficiencia venosa crónica) afecta a una buena parte de la población, siendo las mujeres las que más sufren esta dolencia.La pesadez, la dilatación de las venas, el hormigueo y la retención de líquidos en la zona de las pantorrillas y tobillos suelen ser, sin duda, los síntomas más molestos y limitadores en el día a día.

Es necesario pues atender nuestras varices y contar con un adecuado seguimiento médico de ellas. Mantener una vida activa, cuidar de nuestra alimentación e introducir en en la dieta los siguientes licuados naturales puede sernos de gran ayuda.

Liquados para mejorar la circulación en las piernas

Liquados para mejorar la circulación en las piernas

Te invitamos a tomar nota para mejorar la circulación de tus piernas.

 

1. Licuado de sandía, fresas, piña y jengibre

Con este fabuloso licuado vamos a propiciar que se produzca el retorno venoso gracias a los beneficios de la sandía y la piña:

  • Los expertos indica  que el consumo regular de sandía (incluyendo además parte de esa parte blanca que la une a la corteza) potencia la circulación sanguínea y mejora la oxigenación.
  • El componente que mejora el ritmo cardíaco y que fortalece los vasos sanguíneos es la citrolina, un elemento muy abundante en las sandías.
  • El hecho de combinar la sandía con la piña nos va a permitir desinflamar y combatir la retención de líquidos gracias a la bromelina.
  • Las fresas, por su parte, van a aportar a este licuado ese toque en antioxidantes y fenoles que actúan como potentes antiinflamatorios.

Ingredientes

  • 1 taza de sandia cortada en cubos (220 g)
  • 2 rodajas de piña fresca
  • 8 fresas
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Este licuado natural te irá muy bien por las mañanas. Para ello, solo tendrás que conseguir esos 220 gramos de sandía, cortar dos rodajas de piña y lavar bien las fresas antes de llevarlas a la batidora.
  • Recuerda añadir un vaso de agua para obtener una bebida más homogénea y no tan espesa. Bate durante unos segundos y sirve directamente.

Verás qué bien te sienta y cómo mejora la circulación de las piernas.

 

2. Licuado de rábanos y zanahoria

-circulacion-de-las-piernas1

¿Rábanos y zanahorias para mejorar nuestra circulación? Así es. Con esta bebida natural dotada de un delicioso toque picante vamos a conseguir todos estos beneficios:

  • El jugo de ràbanos es rico en múltiples enzimas como la mirosinasa o la amilasa, muy potentes para eliminar toxinas y favorecer la circulación sanguínea.
  • Además, tantos las zanahorias como los rábanos cuidan de nuestra salud hepática, son ricos en fibra y favorecen nuestras digestiones a la vez que estimulan la eliminación de residuos para combatir la retención de líquidos.

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • 1 rábano
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lo primero que haremos será lavar bien nuestros ingredientes. Después, solo tendrás que cortar en varios trocitos tanto las zanahorias como el rábano para facilitar el licuado, como hemos hecho en la receta anterior.
  • Añade ese vaso de agua y bate bien durante unos segundos hasta que consigas una bebida de atractivo color rojo-anaranjado.

El sabor te va a resultar muy agradable y original. Vale la pena probarlo.

 

3. Licuado de toronja y uvas

 

licuados-para-mejorar-la-circulacion-de-las-piernas2

En esta bebida natural vamos a necesitar uvas tintas. La razón de ello es sencilla: contienen un nivel mayor de flavonoides, taninos y polifenoles capaces de potenciar nuestra circulación sanguínea.

  • La combinación de uvas y toronja (pomelo) favorece la salud cardíaca a la vez que previene los trombos y cuida de venas y arterias para que se mantengan fuertes y elásticas, protegidas de la acumulación de placa.
  • Gracias al aporte de vitamina C y quercetina del pomelo prevenimos la aparición de varices y reducimos el avance o la inflamación en caso de tenerlas.
  • El consumo regular de este tipo de bebidas ricas en antioxidantes y vitamina C nos ayudará a prevenir la trombosis venosa profunda.

Ingredientes

  • 1 pomelo  o toronja
  • 8 uvas tintas
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Empezaremos buscando un buen pomelo que no esté excesivamente maduro. Obtendremos su jugo y lo llevaremos a nuestra batidora.
  • En cuanto a las uvas, ideal que sean tintas. No obstante, en caso de no tener o no encontrar, puedes añadir uvas normales, así como moras, arándanos o fresas. No tienes más que buscar esa fruta de temporada que sea rica en antioxidantes.
  • No olvides añadir el vaso de agua en la batidora, y verás así como, en pocos segundos, consigues una bebida medicinal capaz de ofrecerte bienestar y combatir esa pesadez en las piernas que aparece a media tarde.

 

¿No encuentra lo que busca?