Alcachofa para perder peso

By  | 

La alcachofa es una hortaliza tan saludable como sabrosa que nos permitirá ir perdiendo peso con facilidad, gracias a sus virtudes diuréticas y quema grasas. El modo de conseguirlo es bien sencillo: mediante su agua o sus infusiones.

Alcachofa para perder peso

A la hora de realizar una dieta debemos cuidar mucho el modo en que la vamos a llevar a cabo. Las dietas restrictivas y bajas en proteínas son sin duda las más peligrosas. Es necesario llevar un equilibrio, y cuidar de que en todo momento dispongamos de los nutrientes adecuados. La alcachofa, por su parte, es una excelente opción gracias a su vitamina B, hierro, magnesio, sus aminoácidos, flavonoides, fósforo y potasio. Te lo explicamos a continuación.

alcachofa-para-perder-peso

Beneficios de la alcachofa

  • Se trata de un vegetal medicinal que favorece y ayuda a nuestras funciones hepáticas.
  • Favorece nuestra digestión y la eliminación de grasas.
  • Es un buen desintoxicante, limpia nuestros intestinos, nuestro hígado y riñones.
  • Baja nuestro nivel de colesterol en sangre.
  • Dispone de propiedades diuréticas y depurativas, alzándose como unas aliadasperfectas para nuestros riñones.
  • Las alcachofas nos ayudan a defendernos de enfermedades coronarias como la arteriosclerosis.
  • Son especialmente adecuadas para nuestro hígado, lo limpia, lo regenera y le ayuda a acumular vitaminas.

Alcachofa para perder peso

Adelgazar con el agua de alcachofas

  • La dieta de la alcachofa consiste en llevar una pauta donde incluyamos el agua de alcachofa tres veces al día. La cumpliremos durante 10 días al mes, durante al menos 3 meses. De este modo no solo iremos bajando de peso, sino que además desintoxicaremos nuestro organismo. Durante estos 10 días, llevaremos una dieta a base de jugos naturales, frutas, verduras y nada de grasas o comidas industriales. Recomendable también realizar al menos media hora de ejercicio al día.

Preparación:

  • Es muy sencillo cogeremos dos alcachofas de tamaño medio, que estén bien frescas, prietas y sanas. Las lavamos bien y cortamos el extremo del tallo, y después, las cortamos también en dos mitades.
  • Cogemos una olla, donde introduciremos litro y medio de agua. Podremos las dos alcachofas a hervir hasta que adquieran un tono adecuado en su cocción, y se vuelvan más blanditas.
  • Una vez hervidas, nos quedaremos con el agua conseguida de esta cocción. Las alcachofas las podemos preparar en nuestras comidas, con un poco de aceite, sal y vinagre forman un plato tan sano como sabroso. Por nuestra parte, nos serviremos del agua de alcachofas para pautar nuestra dieta. Habremos obtenido litro y medio de agua, y es lo que tendremos que bebernos a lo largo del día.
  • Podemos empezar tras nuestro desayuno: una taza de avena, una manzana por ejemplo y luego, un vaso de agua de alcachofas. La tomaremos también después de nuestras comidas principales, recuerda que favorece nuestra digestión, que es diurética y que nos ayuda a procesar las grasas. De ahí que sea aconsejable tomarla después de las comidas.
  • El litro y medio que hemos obtenido nos va a servir para todo el día. Puedes meterla en el refrigerador, y, a la hora de tomarla puedes acompañarla también con un poco de jugo de limón y unas hojitas de menta. El sabor es más agradable y los beneficios superiores. No dejes de intentarlo, recordando sobre todo, seguir una alimentación variada donde no falten las ensaladas y donde practiques un poco de ejercicio. Basta por ejemplo con andar una hora diaria, y si haces esta dieta en compañía de un familiar o una amiga, seguro que te será más fácil.

Alcachofa para perder peso

Recomendaciones:

  • Evitar comprar alcachofas cuyas hojas se abran o de consistencia blanda, ya que indica que no están fresca.
  • Guardar las alcachofas frescas enteras en una bolsa de plástico en el frigorífico.  Éstas se conservan en buen estado por una semana.
  • Evitar cortar las alcachofas con cuchillo de acero al carbono, ya que se decoloran con facilidad.  Es preferible el uso de un cuchillo o tijeras de acero inoxidable,  También, resulta adecuado para que no se decoloren ponerlas en agua con perejil fresco picado o agregar jugo de limón en el agua donde las hierva.
  • Aprovechar el corazón si se mantiene tierno cuando se ha estropeado el resto. Para ello se puede hervir o picar en crudo para una ensalada.

Precaución:

  • Debido a que la alcachofa contiene sodio (una alcachofa mediana cocinada tiene 80 miligramos), no se recomienda su consumo en personas que están sometidas a un adieta baja en sodio
  • No se debe consumir alcachofas si se padece de obstrucción del conducto biliar. Utilízar con precaución si se tiene cálculos biliares, pues podrían provocar dolorosos espasmos
¿No encuentra lo que busca?