Licuados para eliminar la piel seca

La piel seca puede deberse a diversos factores tales como los externos (excesiva exposición al sol, el viento o la lluvia) y los internos (problemas hormonales problemas con las glándulas sebáceas, dietas carentes de grasas, entre otros).

Todo ello contribuye a que el organismo no cuente con los aceites necesarios para la correcta lubricación de la piel. A continuación les dejamos la recetas de dos licuados naturales para eliminar la piel seca de forma natural.

Licuados para eliminar la piel seca

Opción 1

Ingredientes:

  • 3 duraznos grandes
  • 2 naranjas
  • 1/2 taza de leche
  • 1/2taza de yogurt natural
  • Cubos de hielo

Licuados para eliminar la piel seca

Preparación:
Lavarlas frutas a la perfección. Luego, deshuesar los duraznos y exprimir las naranjas. Colocar la leche, el yogur y el jugo de naranja en la licuadora e iniciar a procesar hasta que queden integrados. Agregar los duraznos, cubos de hielo y procesar rápidamente. Servir y decorar a su gusto (puede usar tiritas de cascara de naranja).

Opción 2

Licuados para eliminar la piel seca

La zanahoria contiene betacaroteno una sustancia antioxidante que evita el envejecimiento prematuro. De allí, que este jugo sea un aliado contra la resequedad de la piel
Ingredientes:

  • 2 zanahorias
  • 1/2 betabel o remolacha
  • 1/2 taza de fresas

Preparación:
Lavar y picar las zanahorias y el betabel. Lavar las fresas. Colocar todos los ingredientes en la licuadora. Tomar recién preparado 1 vaso en la mañana o amedio día, 2 veces por la semana.

Recomendaciones:

  1. Usar un buen bloqueador solar, ya que la exposición excesiva al Sol, sin protección, puede resecar la piel.
  2. Lubricar la piel. Los productos hidratantes aplicados después del baño ayudan a conservar el agua en la piel y por tanto impiden la sequedad.
  3. Secarse de manera que conserve la humedad. Aplicar unos cuantos golpecitos con la toalla bastarán para secarse antes de aplicar el producto hidratante. Recuerde que el objetivo es retener un poco de agua en la piel.
  4. Escoger jabones muy grasos. Casi todos los jabones contienen lejía que es magnífica para limpiar, pero que también es muy irritante para la piel seca. Por esa razón, se recomienda preferir los suaves y más grasos que tienen cantidades adicionales de sustancias grasas (manteca de cacao, aceite de coco o lanolina) añadidas durante el proceso de fabricación.
  5. Colocar un humificador. El calor producido por las calefacciones puede reducir el nivel de humedad dentro de una casa hasta dejarlo tan sólo en un 10% o menos, mientras que la piel requiere que el aire tenga entre un 30 y un 40 por ciento de humedad. Por ello, se aconseja el uso de humidificadores especialmente en los dormitorios. Se aconseja también colocar toallas mojadas sobre los radiadores, de forma que se cree una humedad natural en el aire.
  6. Tomar suficiente agua para evitar la resequedad la piel.
¿No encuentra lo que busca?