Usos medicinales de la barba o pelo de choclo

By  | 

Las barbas o pelos de choclo tienen muchas propiedades curativas y han sido usados por mucho tiempo para curas caseras. Hasta se dice que ayudan a adelgazar.

Casi siempre son los primeros que se desechan al cocinar,  pero al conocer sus beneficios se piensa dos veces antes de tirarlos a la basura.

usos-medicinales-de-la-barba-o-pelo-de-choclo

Beneficios de la barba o pelo de Choclo:

  • Poseen propiedades antisépticas
  • Es un analgésico natural y ayuda a calmar dolores musculares y de espalda.
  • Puede ser utilizado como diurético natural
  • Ayuda a tratar los dolores de gota y artritis
  • Reduce el dolor de las articulaciones
  • Disminuye el nivel de ácido en el organismo
  • Ayuda a controlar la tensión (muy importante en personas con hipertensión)
  • Disminuye la irritación e inflamación
  • Importante remedio casero para infecciones urinarias
  • Ayuda a eliminar toxinas del organismo.
  • Favorece la eliminación de líquidos retenidos
  • Permite controlar los niveles de azúcar en sangre (aconsejable para personas que sufren diabetes)
  • Ayuda a tratar la cistitis de forma natural.

¿Como preparar agua de barba de choclo?

Tomar en infusión: Es benéfica contra muchos malestares y enfermedades. Provoca la secreción de la orina, bueno para las enfermedades de los riñones, también regulariza todo lo que tiene relación con la secreción de la orina, tales como: riñones, vejiga y las vías urinarias. Su té limpia la orina.

Modo de preparación:
usos-medicinales-de-la-barba-o-pelo-de-choclo1

Colocar unos 20 a 30 gramos de pelo de maíz en un litro de agua, dejar hervir por 5 minutos y luego colar y dejar enfriar el agua en algún recipiente de vidrio hermético. Una vez fría puedes beber esta agua durante el día.

El té se toma cuantas veces lo desee uno, en 1 litro de agua 30 gramos de pelo de choclo o maíz.

Contraindicaciones: Los preparados hechos con barba de choclo no deben ser consumidos por mujeres embarazadas ni personas que sufren de próstata, diarrea o problemas renales. Tampoco se recomienda a personas con problemas de la piel (como ronchas, ardor o comezón) ni personas que son tratadas con medicamentos para controlar la presión arterial.

¿No encuentra lo que busca?