Mascarillas caseras para la cara

By  | 

El uso de las mascarillas caseras para la cara  tienen algunas  ventajas como que son naturales, lo que conlleva menos riesgos de alergias, son mucho más económicas y no tienes que desplazarte para que te las apliquen, son fáciles y rápidas de hacer. En esta ocasión les explicamos algunas variantes de mascarillas caseras faciales y cómo hacerlas.

Mascarillas caseras para la cara

1.-Mascarillas caseras para piel grasa

  • Mascarilla facial de tomate: El tomate es astringente, es decir seca los tejidos y elimina las secreciones de sebo y ayuda a paliar el acné. Se aplica repartiendo varias rodajas por la cara de 15 a 20 minutos.
  • Mascarilla casera de levadura de cerveza: Nutre la piel, proteínicamente, sin humectarla demasiado. Mezcle la levadura de cerveza en polvo con un huevo y agua caliente hasta crear una masa pastosa y homogénea, se extiende por cara y cuello de 20 a 30 minutos.

Mascarillas caseras para la cara

2.-Mascarilla facial casera para piel mixta

  • Mascarilla facial de miel: La miel contiene aminoácidos y enzimas vitales para las células que nutrirán su piel. Disuelva miel en agua al baño maría y úntela sobre la cara entre 20 y 30 minutos.
  • Mascarilla casera de albaricoque: Hidrata de forma moderada y nutre los tejidos. Se pasa por la batidora un albaricoque mediano y maduro hasta conseguir una masa consistente. Aplicar en el rostro durante 20 minutos.

3.-Mascarilla facial casera para piel seca

  • Mascarilla casera de miel y yogur: Tanto la miel como el yogur son muy nutritivos para el cutis, lo que ayuda a combatir las arrugas típicas de la piel seca. Se mezcla miel, una yema de huevo y yogur hasta formar una masa y se aplica sobre el rostro de 20 a 30 minutos.
  • Mascarilla facial con huevo y miel: Otra mezcla nutritiva e hidratante, mezclamos ambos hasta que cojan consistencia y extendemos sobre el rostro de 15 a 20 minutos.

¿Cómo se aplican las mascarillas faciales caseras?

  • Antes de aplicar las mascarillas faciales caseras hay que aplicar el mismo método que en el caso de las industriales. Es decir, primero usar los productos habituales, como crema limpiadora y tónico, para preparar la piel. Después, se extiende la mascarilla casera con un pincel grueso sobre tu cuello y cara.
  • En el rostro siempre se aplica con movimientos de abajo hacia arriba y luego del centro hacia los lados. En el caso del cuello se extiende desde el centro en dirección a las orejas.
  • Atención, abstenerse de aplicar la mascarilla casera en los ojos, orejas y labios.
    La dejamos puesta unos 20 ó 30 minutos y luego se puede retirar con una esponja muy blanda y mojada en agua tibia, suavemente, hasta retirarla completamente.
  • Para terminar, potenciaremos los beneficios de nuestra mascarilla facial casera aplicando la crema nutritiva o crema reafirmante o la hidratante habitual, según el efecto de la mascarilla.
¿No encuentra lo que busca?