En los hospitales del IESS se realizaron más de 300 trasplantes exitosos

By  | 

Con éxito se han realizado 302 trasplantes renales en los hospitales del IESS: Carlos Andrade Marín en Quito, HCAM, Teodoro Maldonado Carbo en Guayaquil, HTMC, y José Carrasco Arteaga en Cuenca, HJCA, estas son las únicas unidades de salud del IESS acreditadas por el Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Órganos, INDOT para hacer estos procedimientos.

En los hospitales del IESS se realizaron más de 300 trasplantes exitosos

En estos hospitales de Nivel III 619 pacientes trasplantados también reciben atención médica integral y oportuna, incluido la entrega de inmunosupresores.

El trasplante renal es un procedimiento quirúrgico para reemplazar un riñón enfermo por otro que cumpla plenamente su función. El riñón sano proviene de un donador vivo o un cadavérico. Este procedimiento le permite al paciente tener una mejor calidad de vida, porque termina con las molestias de la hemodiálisis que se realiza al menos tres veces por semana.

Fanny G. una mujer de 41 años, pasó 17 conectada a una máquina de hemodiálisis esperando un trasplante, y hace dos meses lo logró y gracias a ello se siente mejor. «Es un cambio radical para mí y mi familia, logré el trasplante y agradezco a los médicos del IESS por la operación, pues estuve a punto de darme por vencida», señala.

El proceso requiere de atención especializada y personalizada antes, durante y después de la intervención, por lo que profesionales del IESS con experiencia y debidamente acreditados son los encargados de realizar este procedimiento con un estricto control que garantiza el 100% de eficacia en cada trasplante.

Mauricio Heredia, director médico del HCAM explica que posterior a la cirugía estos pacientes reciben atención médica de por vida, cuyos costos pueden alcanzar entre los USD 9.000 y los USD 15.000 cada año por paciente, la cirugía bordea los USD 15.000 y previo al trasplante el tratamiento podría tener un valor aproximado de USD 9.000, estos costos son asumidos por el IESS. Los chequeos son periódicos, con el propósito de asegurar la aceptación del nuevo órgano en otro cuerpo. Estos controles son necesarios para conocer el estado de salud de cada paciente y determinar la cantidad y tipo de medicina que necesita.

«Es importante controlar el peso, posibles infecciones, daño de otros órganos o cualquier otra descompensación, a las que están expuestos los pacientes trasplantados», dijo Heredia.

Galo V. jubilado de 69 años de edad, es otro beneficiario de trasplante renal en el HCAM. Recibió el nuevo riñón en abril del 2015. Él acude cada dos meses a los controles y los médicos le prescribieron 12 medicamentos diarios, dentro de los cuales se encuentran los inmunosupresores, que son los fármacos básicos para evitar un posible rechazo al nuevo órgano en su cuerpo. «Han transcurrido nueve meses de la cirugía y he recibido puntualmente los medicamentos que necesito; principalmente estoy muy agradecido por la calidad humana de todos los médicos del IESS», manifestó.

Fanny y Galo, al igual que cientos de pacientes que se beneficiaron del trasplante dejaron de ser esclavos de una máquina de hemodiálisis, un procedimiento casi inhumano, que no les permitía tener una buena calidad de vida. «El trasplante les ofrece un cambio de vida de 360 grados», asegura Heredia.

Una parte importante del equipo médico de trasplantes es el grupo de procuración, que se encarga de la logística hospitalaria y el operativo de donación, incluido el acercamiento a los familiares del posible donante. Esta actividad se cumple en menos de 24 horas, lapso en que se procede con la cirugía.

El IESS en el 2015 adquirió 5’318.974 de inmunosupresores, que fueron distribuidos a los servicios de trasplantes de los tres hospitales, que cuentan con infraestructura, equipamiento, permanente disponibilidad de medicamentos e insumos, así como el personal médico especializado para atender a los pacientes de trasplante.

Laboratorio de histocompatibilidad

Es el único a nivel de casas de salud de la red pública acreditado por el INDOT para realizar los exámenes de compatibilidad a los pacientes que esperan un trasplante. Las pruebas se analizan al paciente receptos, como al donante, que puede ser vivo o cadavérico.

Dato

Desde marzo del 2015 el Hospital Carlos Andrade Marín recibió la acreditación para realizar trasplante de pulmón.
Fuente: IESS

¿No encuentra lo que busca?