Significado del Ayuno Cristiano

By  | 
Significado del Ayuno Cristiano


Bíblicamente, ayunar es abstenerse de alimentos, bebidas, sueño, o sexo, para enfocarse en un periodo de crecimiento espiritual. Específicamente, humildemente negamos algo a la carne para glorificar a Dios, mejorar nuestro espíritu, y profundizar en nuestra vida de oración.

El ayuno no es una dieta. Muchos de nosotros sabemos que estamos con sobrepeso y pensamos que un ayuno nos ayudaría a recuperar nuestra figura anterior. Hasta podríamos llegara a conseguir una figura física mejor a través de un ayuno pero estemos claro que para obtener una figura física mejor es necesario hacer dieta, no ayuno. El ayuno es algo físico-espiritual.

Significado del Ayuno Cristiano

Ayuno Cristiano. Un Estilo de Vida de Vivir como un Siervo

El ayuno cristiano es más que privarnos de alimentos o de alguna otra cosa de la carne es un estilo de vida sacrificado delante de Dios. En Isaías 58 aprendemos lo que es un «verdadero ayuno.» No es solamente un solo acto de humildad y privación delante de Dios, sino un estilo de vida de un ministerio de servicio a otros. Como nos dice Isaías, el ayunar exhorta la humildad, desata las ligaduras de la impiedad, suelta las cargas de opresión, deja libres a los quebrantados, y rompe todo yugo, alimenta a los hambrientos, provee para los pobres, y viste al desnudo. Este concepto de ayuno no es una cosa de un día  es un estilo de vida de servicio para Dios y para otros.

Tradicionalmente, el ayuno cristiano es a pan y agua. Pero también puede consistir en saltearse una comida o tener una de gran frugalidad.

Significado del Ayuno Cristiano

Consejos para ayunar:

  1. Hazte de tiempo para una oración personal. Habla sobre tus preocupaciones con Él. Recuerda orar por todo y preocuparte por nada.
  2. Si accidentalmente comes algo, arrepiéntete y regresa al ayuno. Esto puede pasar, ya que comer es un hábito.
  3. Quizá quieras seguir haciéndolo durante 1 semana o más, comiendo raciones pequeñas y absteniéndote de alimentos con azúcar y cafeína. Dos días antes de empezar tu ayuno, te recomendamos comer frutas, vegetales y tomar solo agua. Esto preparará tu apetito (físicamente) y tu mente para sobrevivir sin tus alimentos favoritos.
  4. Para aquellos que van a tomar jugos durante el ayuno: los jugos de sandía, limón, uva, manzana, rábanos, zanahoria, apio o vegetales verde son los más naturales para el estómago. Evita los jugos de cítricos o ácidos.
  • Levántate en la mañana tomando un vaso de jugo recién hecho.
  • A medio día, toma una taza fresca de jugo de verduras.
  • Cerca de las 3 p.m., toma un té de hierbas.
  • En la tarde noche, calienta unas zanahorias y demás vegetales en agua hirviendo. No agregues sal ni aceites. Tómate el caldo y pídele a otra persona que se coma los sólidos.

Recuerda:

  • Los ayunos no deben hacerse para controlar el peso corporal, sino perderá gran parte de su significado y recompensa espiritual.
  • Asegúrate descansar bien.
  • No alardees de estar en ayuno: “Pero cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino solo ante tu Padre, que está en lo secreto. Y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará” (Mateo 6:17-18).
  • Evita comer de más cuando dejes de ayunar.
  • Quizá te marees durante el ayuno si solo vas a tomar jugos.
  • Ten cuidado de la descomposición de tejidos o la falta de electrolitos. Toma consejos de tu doctor y ten cuidado con tu ayuno.
  • Aquellos que sufren de desórdenes alimenticios no deben ayunar.

¿No encuentra lo que busca?