Remedios caseros para las amigdalas inflamadas

By  | 
Remedios caseros para las amigdalas inflamadas


A continuación les recomendamos algunos remedios caseros muy efectivos para desinflamar las amígdalas naturalemte. La amígdalas inflamadas presentan dolor, molestias y en muchos casos infección  viral o bacteriana en esta zona puede causar lo que se conoce como amigdalitis.

Remedios caseros para las amigdalas inflamadas

Anímate a probar estos remedios caseros que serán muy útiles para cuando tengas que enfrentarte a esta molesta infección de  las amigdalas inflamadas.

1. Gárgaras con bicarbonato de Sodio

Un truco casero para curar la amigdalitis, es hacer enjuagues bucales con bicarbonato de sodio varias veces al día. El bicarbonato es muy eficaz contra la infección de garganta.

2. Jarabe de berro

Para combatir y curar todas las enfermedades respiratorias, el berro es muy eficaz.

  • Triture 10 hojas de berro  desprendidas hasta que todo se vuelva líquido (si es necesario añadir una o dos cucharadas de agua).
  • Debe colar y poner tres cucharadas de miel.
  • Tome una cucharada tres veces al día. Para almacenar, debe refrigerar en una botella de vidrio oscuro.

3. Gárgaras con té de caléndula

Un tratamiento natural para combatir la amigdalitis bacteriana, es hacer una infusión de caléndula.

  • Haga gárgaras con esta bebida varias veces al día.
  • Calendula tiene la capacidad de reducir la irritación de dolor y la garganta, y es un buen remedio natural para curar la inflamación de las amígdalas.

remedios caseros para las amigdalas inflamadas

4. Jugo para la amigdalitis

Para reducir la inflamación de las amígdalas prepara este jugo.

  • En una licuadora debe verter la pulpa de mango, jugo de dos limones, la mitad de una zanahoria y dos cucharadas de miel.
  • Tome esta bebida natural para combatir la amigdalitis una vez al día durante una semana.

5. Toalla con vinagre

Otro tratamiento con vinagre de sidra de manzana es humedecer un paño o una toalla con la mitad de una taza de vinagre caliente y colocarlo alrededor de su cuello hasta que esté seco. Este remedio natural ayudará a desinflar las amígdalas.

6. El ajo y las cebollas

Debe comer más ajo y cebollas crudas. Ambos alimentos son antibacterianos y ayudan a reducir la inflamación y sanar el dolor de garganta.

7. Gárgaras de orégano

El orégano es un buen antiséptico y un gran anti-inflamatorio.

  • Poner media cucharada de orégano en una taza de agua, calienta y deja que repose.
  • Lo colamos y podemos tanto hacer gárgaras como tomarlo en infusión a lo largo del día.

¿No encuentra lo que busca?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *