Ejercicios para aliviar los dolores menstruales

By  | 
Ejercicios para aliviar los dolores menstruales


Se cree que hacer ejercicio durante la menstruación es dañino, sin embargo, la actividad física en este periodo favorece la relajación e impide la formación de coágulos y retención de líquidos. A continuación les recomendamos algunos ejercicios para alivir los dolores menstruales.

Ejercicios para aliviar los dolores menstruales

Pon en práctica todos estos ejercicios y comprueba que tienen muchos efectos positivos sobre tu bienestar durante el periodo menstrual.

1. Cabeza hacia la rodilla

Este sencillo ejercicio de estiramiento relaja los músculos abdominales y de la espalda baja, por lo que nos ayuda a dismuinuir los dolores menstruales.

¿Cómo hacerlo?

  1. Asienta bien la cadera, manteniendo los isquiones pegados al piso.
  2. Flexiona la pierna derecha, con el pie apoyado en la ingle izquierda.
  3. Flexiona el tronco hacia adelante, manteniendo la espalda recta.
  4. Haz que el rostro quede casi sobre la rodilla y sostén la posición durante dos minutos.
  5. Cambia de pierna y repítelo.

2. Postura del ángulo sentado

Esta postura de relajación mejora la circulación, combate la retención de líquidos y ayuda a calmar la inflamación abdominal.

Se recomienda para combatir los dolores propios de la menstruación, ya que relaja los músculos y, al mismo tiempo, mejora el estado de ánimo.

¿Cómo hacerlo?

  1. Siéntate en el suelo, con las piernas juntas para después abrirlas tanto como te sea posible.
  2. Pon una cobija doblada o almohada delante de ti, y flexiona el tronco de tal modo que la frente quede contra el punto de apoyo.
  3. Inclínate hacia la derecha, tocando el pie con las dos manos.
  4. Luego, regresa a la posición inicial y hazlo hacia la izquierda y hacia el centro.
  5. Sostén la postura dos minutos por cada lado.

ejercicios-para-aliviar-los-dolores-menstruales

3. Puente con soporte

El levantamiento de pelvis o puente es un ejercicio muy conocido por sus beneficios para la relajación muscular y tonificación. Tiene beneficios contra el dolor, la inflamación y los problemas de flacidez muscular. Además, a nivel emocional disminuye la ansiedad y la fatiga.

¿Cómo hacerlo?

  1. Acuéstate boca arriba, con las piernas flexionadas y los brazos a los costados del cuerpo.
  2. Pon un soporte debajo de los glúteos y eleva la pelvis en dirección al techo.
  3. Permanece en la misma postura durante 5 minutos y descansa.

4. Postura del niño

Conocida también como Balasana en el yoga, es una posición que mejora la circulación, relaja la espalda baja y proporciona sensación de alivio.

¿Cómo hacerlo?

  1. Ponte de rodillas en el tapete, a la anchura de tu cadera, e inclínate hacia el frente, mientras extiendes los brazos hacia la cabeza.
  2. Descansa la frente en el piso y, manteniendo la postura, realiza 5 o 10 respiraciones pausadas y profundas.

5. Rodillas al pecho

Conocida también como la postura para liberar el viento, se trata de un ejercicio que beneficia los órganos internos ya que mejora la circulación. Su práctica relaja la columna, fortalece los músculos de la espalda baja y calma los cólicos menstruales.

¿Cómo hacerlo?

  • Acuéstate boca arriba, con la espalda recta en el piso y, con un movimiento lento, lleva las rodillas hacia el pecho.
  • Sostén las piernas abrazadas hacia el pecho, realiza 8 respiraciones y regresa a la posición inicial.

¿No encuentra lo que busca?