Medicina Natural

Cómo hacer caramelos de miel y limón para la tos

By  | 
Cómo hacer caramelos de miel y limón para la tos


Mediante la tos mantenemos  la garganta y las vías respiratorias despejadas, pero demasiada tos puede significar que usted tiene una enfermedad o un trastorno.Se da de forma productiva cuando viene acompañada de flemas, las cuales tienen la función de despejar el sistema obstruido por el exceso de mucosa.

Cómo hacer caramelos de miel y limón para la tos

Cómo hacer caramelos de miel y limón para la tos

Cómo hacer caramelos de miel y limón para la tos

Por fortuna, existen una serie de remedios comerciales y caseros que disminuyen la irritación de la garganta mientras aceleran la recuperación de las afecciones que causan la tos.Uno de los más conocidos son los caramelos o pastillas con agentes demulcentes, que causan una sensación de alivio inmediato mientras reducen la presencia de bacterias y virus.

En el mercado y las farmacias se pueden adquirir en varias presentaciones sin necesidad de fórmula médica, pero hay un método para prepararlos con ingredientes de origen natural:

¿Cómo preparar caramelos de miel y limón?

Los ingredientes se consiguen en tiendas herbolarias y supermercados, todos por un precio bastante accesible.

 
Caramelos de miel y limón para la tos

Ingredientes

  • ½ de azúcar blanca (100 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • El zumo de un limón
  • 1 cucharada de jengibre en polvo (10 g)
  • ½ taza de miel (200 g)

Preparación

Caramelos de miel y limón para la tos

  • Para empezar coloca la miel, el jugo de limón y el jengibre en un cazo a fuego medio.
  • Mezcla todo con un batidor manual mientras aumenta la temperatura.
  • Cuando aparezca espuma en la superficie, reduce la temperatura y sigue mezclando hasta que llegue a los 150 o 155 °C de temperatura.
  • A continuación, coloca unas gotas del producto en un vaso con agua helada y comprueba si ya están listos.
  • Si de inmediato se pone duro quiere decir que ya está; de lo contrario, continua removiendo unos cuantos minutos.
  • Deja enfriar un poco la mezcla y viértelo en moldes para caramelos.
  • Cuando se enfríen, retira las pastillas y rocíalas con el azúcar hasta cubrirlas por completo.
  • Guárdalas en el refrigerador, ya que tienden a pegarse.

Modo de consumo

  • Consume una pastilla cada cuatro horas.

 


¿No encuentra lo que busca?