2016 año del mono de fuego

By  | 
2016 año del mono de fuego


Cada año gana más seguidores el Horóscopo Chino, el 2016 año del mono (chango) de fuego rojo . El año del Mono, o bien del Mono de Fuego engloba del 08 de febrero 2016 hasta el 27 de Enero del 2017.

Calendario Chino

Calendario Chino

Existen aparte de los doce animales que representa al Horóscopo Chino, 5 elementos que influyen en cada uno de ellos de ellos y que podemos asociar asimismo con los planetas.

2016 año del mono de fuego

Estos elementos serían: El Oro (corresponde con el planeta Venus), la madera (corresponde con el planeta Júpiter), el agua (corresponde con el planeta Mercurio), el fuego (corresponde con el planeta M.) y la tierra (corresponde con el planeta Saturno). Pincha en la fotografía para ampliar el tamaño si no lo ves bien.

Es el año en que lo imposible se hace realidad y en el que soñar no cuesta nada.

Predicciones 2016 para cada signo :

La rata, haciendo de todo

Años 1924, 1936, 1948, 1960, 1972, 1984, 1996, 2008

2016 año del mono de fuego

La Rata tiene uno de sus mejores momentos en el año del Mono. Como hechos el uno para el otro, la Rata podrá desafiarse a sí misma y poner a andar sus más grandes sueños. Buscará recursos y será un excelente negociante. Convocará voluntades y logrará que más de uno lo apoye. Invitará a reuniones y la vida se le llenará de gente. Su destino encuentra el lugar que le corresponde y sabrá aprovechar la circunstancia. Gran comerciante, su dinero se multiplicará y creará plataformas para envolver en palabras las más absurdas ideas. La Rata, con su gusto por incomodar, buscará por todos los medios desajustar a los cómodos y ponerle trampas al poder. También podrá dedicarse a investigar en la ciencia e imaginar nuevos modelos educativos. Se acogerá con alma, vida y sombrero a la ola innovadora que llega en el año del Mono. Es un excelente momento para renovarse, ponerse a dieta y hasta apostarle a esa pequeña cirugía tan pospuesta. Su carácter crítico pasará desapercibido. Tendrá confianza y fe en los doce meses que le harán ser el centro de atención. Liderazgo ganado y merecido. El Mono no lo defraudará y lo hará su mejor compinche. ¡Que camine mucho la Rata porque ningún paso será errado!

El Búfalo, más grande que nunca

Años 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997, 2009

2016 año del mono de fuego

El Búfalo es un animal obediente y, a la vez, demasiado terco. Le gusta salirse con la suya y hacer lo que quiere sin que nadie se le interponga. Líder y excelente jefe, prefiere ser el que lleva el rumbo. Trabaja el doble y jamás se rinde. El año del Mono lo saca un poco de su centro, lo pone de mal genio y con la intolerancia a flor de piel, el Búfalo preferirá el amor a la guerra y la conciliación a las infinitas peleas con abogados. Será el más atractivo, el más amoroso, el más próspero. Más grande que nunca, sabrá encontrar buenos aliados y establecer sociedades exitosas. No saldrá de compras tan a menudo como quisiera pero ahorrará con tanto tesón y constancia que al final del año tendrá más que saldos a su favor. Al Búfalo le encanta presumir de estar a la moda y este año no escatimará inversiones en collares, vestidos o zapatos de marca. Se sentirá tan lleno de vida que será, de nuevo, un símbolo sexual. Tendrá propuestas indecentes y se dejará llevar por la oferta que más lo seduzca. Habrá eventos en los que la locura lo poseerá y será mitad rey y mitad bufón. No hará el oso, pero casi. Será premiado por visionario y vanguardista. Esconderá con arte sus debilidades y expondrá sus fortalezas sobre la mesa. Los detalles que faltan por arreglar, le darán al Búfalo los mejores indicios de por dónde debe enfocar sus energías. Sabrá dar los pasos que necesita y buscará nuevos territorios, especialmente, en los negocios. Nadie ganará más que el Búfalo. ¡Abra su corazón, el año le trae pasiones!

El Tigre, complicando lo simple

Años 1926, 1938, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998, 2010

2016 año del mono de fuego

El Tigre es un animal de enredos. Prefiere los líos más que un buen espacio de paz. Su sistema nervioso no sabe de serenidad y calma; siempre al acecho prefiere los momentos de tensión porque esos sí sabe navegarlos. Maestro en el arte del terror, al Tigre le conviene salir de paseo por el campo. Es el momento para apreciar la tranquilidad de una buena familia y celebrar con los buenos amigos, pero tanta calma y paz lo sacarán un poco de quicio. No es su elemento natural. Para el Tigre, los momentos de quietud no le son gratos. Nervioso por naturaleza, estar cómodo significa imaginar dónde empiezan a nacer los errores. Buen perfeccionista prefiere arreglar que tener que esperar. En el año del Mono todo el mundo anda feliz, sin preocuparse por peligros, dolores o problemas. Rezongón y, a veces, malhumorado, el Tigre pretenderá hacerse el de la vista gorda. Se mimetizará para no parecer fuera de foco. Es cierto que le toca andar calladito porque nadie quiere escucharlo y mucho menos estar en el nido de las aves pesimistas. En la vida conyugal, los esfuerzos deberán ser mayores que en años anteriores ya que las cosas no salen como previstas y se dará cuenta de todo lo que añora su soledad. A veces pretenderá estar en el status quo pero, en su interior, preferirá siempre salir de caza. Muchos otros serán los primeros; muchos otros estarán atraídos por las complicaciones juguetonas del Mono. Al Tigre, el año del Mono le trae lo que más detesta: fiestas, alegría y bienestar. Es posible que sea uno de los animales cazados y por esto, es mejor que pase desapercibido y que busque refugio. Toda la algarabía del año del Mono pasará y el Tigre ¡que se prepare porque vienen nuevos vientos!

La Liebre, una buena trabajadora

Años 1927, 1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999, 2011

2016 año del mono de fuego

La Liebre será la que acabe haciéndole todo el trabajo al Mono. Dictará las normas, armará los eventos y dejará los protocolos de nuevos negocios bien amarrados. Será la que ponga en marcha las revoluciones que al Mono se le vayan ocurriendo mes a mes. Cambio por aquí y por allá, con su mayor sentido de cooperación, la Liebre no escatimará en energías a la hora de servirle a otros para que la orquesta suene bien. Se sabe que prefiere andar escondida en su propia guarida. Seducirla con los festejos no será fácil pero acabará cediendo porque adora el glamur y, además, podrá ganar dinero fácil, algunos besos y hasta un buen amor. Este año sale a dar las batallas en la esfera pública. Sin remilgos, se pone a hacer el oficio que le ofrezcan. Puede ser en la política, en las artes, en sus propios proyectos creativos o simplemente ayudándole a los amigos en el jardín. La Liebre andará muy ocupada y feliz de ser una parte más de tanto jolgorio. Será muy solicitada porque, detrás del poder del Mono, la Liebre podrá dar, crear y avanzar; será la que maneje los hilos del poder, la que logre aquello que los demás no alcanzarán. Comprometida y laboriosa, podrá hacer que Mahoma baje de la montaña. Activa y llena de habilidades, no le huye a las celebraciones de la vida por lo que será nombrada la gran diplomática del año. En el año del Mono, la liebre será la más empática. ¡Que la Libre ame porque el amor la rodea!

 

El Dragón, sediento de revoluciones

Años 1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000, 2012

2016 año del mono de fuego

El Dragón es un animal al que le gusta lo majestuoso. Prefiere echar fuego por la boca y salir con tono de calamidad a anunciar los correctivos policivos a cuanto corrupto suelto ande por ahí. Es de grandes representaciones teatrales y prefiere los escándalos o las locuras de las masas. Andará metido de asesor en donde lo llamen porque, de lejos, su criterio será acatado durante el año del Mono. Que se prepare y que prepare las mejores ideas porque todas y cada una serán aprobadas y, como caídas del cielo, se implementarán. Este par de animales, soñadores e idealistas, serán los que logren que el 2016 sea más que fiestas y canciones bajo la luz de la luna. El Mono y el Dragón juntos brillarán, serán la pareja del año y realizarán lo más complejo: hacerles creer a los demás que el mundo mejor está por llegar. Que los escépticos y mezquinos se mueran de envidia porque con seguridad tendrán más que voluntarios para ponerle manos a las obras de un año inolvidable. Protagonistas del irrealismo, imaginarán, pensarán y llevarán a término, el arte, las reformas sociales, los cambios de poderes. Lo más contundente para el Dragón es que se mudará de casa, de trabajo y posiblemente de familia. El Dragón no resistirá la tentación de trastear, vender y comprar casa nueva porque el Mono lo necesitará aquí y allá. A empacar y viajar, por placer o por obligación, lejos o cerca, barato o de lujo. Comprará tiquetes a lugares desconocidos y traerá ideas. El Dragón saldrá de su cueva y dejará de rumiar fuego. ¡Que levante sus alas imaginarias y se deje llevar por los buenos vientos!

 

La Serpiente, mejor debajo de la tierra

Años 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001, 2013

2016 año del mono de fuego

El año del Mono para la Serpiente no es el mejor que se la ha presentado. No será catastrófico pero sí será un año exigente, complicado y lleno de vericuetos. Nada saldrá de inmediato porque deberá cambiar su forma de pensar y su forma de ser. Es más bien un año iniciático donde su gran aprendizaje será el de recluirse y enrollarse para ver desde la distancia cuál es su mejor futuro y camino, pero sobre todo ver con claridad cuáles han sido sus errores y aciertos. Un año de balance. Buscará mantenerse al margen o simplemente será ignorado porque el Mono y la Serpiente son como el agua y el aceite. Lejos de los lugares de éxito y muy cerca del mundo interior, la Serpiente sabrá disfrutar por fin un año para sí misma. Se imaginará que el poder cambia, se imaginará que los amigos la traicionan y se imaginará que lo bueno tiene su fin. Su saber y su profundidad no son apreciadas en un año en el que las cosas tienen un curso más superficial. Al Mono le gusta hacer bulla, reírse, parlotear y mover las manos como buen estafador. Por esto y más, la Serpiente mirará el despelote en un tono de gran perplejidad. Sabe que su momento no es el presente y deberá enfocar sus energías para el futuro. Dejará de ser el que conduce el carro para dar paso a los jóvenes y mantener vivos sus proyectos de vida en el largo plazo. Si la Serpiente piensa en ganancias inmediatas, su frustración crece. Debe esperar. Será menos crítica, más silenciosa y estará en su rico y fabuloso mundo interior creando lo que ha de venir. Será más condescendiente con los errores de los demás. ¡Que la Serpiente espere, que ya le llegará su turno! 

 

El Caballo, gana todo

Años 1930, 1942, 1954, 1966, 1978, 1990, 2002, 2014

2016 año del mono de fuego

El Caballo tendrá que refrenar un poco sus impulsos porque igual va a ser el ganador. Pero no puede ser tan abrumador que se lleve a todos por delante. Con inteligencia sabrá recoger los frutos del trabajo invertido en los años anteriores. Tendrá tantas ideas y tanta energía que muchos lo envidiarán. Se lleva el primer puesto; será el más exitoso y el más cercano al verdadero poder. Aclamado como el Mono, ayudará a que todo sea un desorden monumental, cambiando las reglas de juego, haciendo revoluciones y modificaciones en la política, la economía y la más inofensiva reunión. Se confabularán para generar nuevos acuerdos, para que haya movimiento, para que fluyan las ideas y las pasiones. El Caballo tendrá todo ganado desde los primeros meses debido a su buena actitud y a su excelente capacidad de gestión en cada uno de los desafíos que tiene. Un Caballo no le apuesta a perder, quiere ganar, quiere ser el mejor y quiere llegar al final sin que nadie se vea afectado. Es egoísta y competitivo pero a la vez muy idealista por lo que será el año en el que trabaje por el bien común. En los amores el Caballo tendrá su perdición. Estará visible y a la orden y esto le trae muchos inconvenientes. Perdido en el corre-corre de los días también tendrá que arriesgar a los enredos de besos, pasiones y amores instantáneos. El Caballo tendrá que decidirse antes de seguir dando zancadas sin rumbo. ¡Que no se acelere y que no se exceda en confianza!

 

La Cabra, prosperidad y alegría

Años 1931, 1943, 1955, 1967, 1979, 1991, 2003, 2015

2016 año del mono de fuego

La Cabra podrá por fin encontrar la serenidad que tanto anhela. Es un año para compartir con los amigos, para dejarse crecer la barba o para ahorrar todo lo que ha de llegar. El año del Mono es un gran aliado de la Cabra. Le permite explorar y aventurarse a nuevos rumbos de vida. Le permite crear que es su gran pasión y también relajarse para disfrutar cada uno de los momentos maravillosos. El Mono le regala a la Cabra la oportunidad de darse a conocer, de figurar y vender su trabajo, sus obras y sus sueños al mejor postor. El desorden y la algarabía del año del Mono, le vienen muy bien a la Cabra que a veces es mucho más seria y circunspecta de lo que parece. Andar de fiestas y celebraciones le gusta, pero le gusta más comprender el poder en el hacer, en las acciones de todos los días y en sus proyectos de belleza y sensibilidad. Su opción es siempre el arte, el mundo, el ser humano en todo su esplendor. Se llenarán de dinero sus bolsillos y los días con historias de amor. Será el más sentimental de todos los signos. Apreciado por muchos es un animal al que le gusta la libertad. Prefiere caminar suelto, con ropas que no le aprieten y con pocos tacones. Ser cercano a la naturaleza, ama el barullo citadino pero cuando es exceso prefiere andar solitario. ¡Que la Cabra en el año del Mono se aliste porque vienen ruidos y locuras que no se querrá perder!

 

El Mono, innovación es su lema

Años 1932, 1944, 1956, 1968, 1980, 1992, 2004, 2016
2016 año del mono de fuego

El Mono estará en su salsa. Es su año. Será reconocido y andará rodeado de amigos que lo agasajan y, la mayoría de las veces, le ayudan. El Mono aprecia la gente de buen corazón y, como estará en el poder y con la capacidad de decidir, reconocerá y será lo suficientemente generoso como para acordarse de quienes han sido amables y leales con él. El Mono jamás da la espalda. Hace sus pilatunas, es cierto, pero no se imagina traicionando a los que le ayudan. Por eso, el año del Mono es grato para la gran mayoría. Vienen ideas de cambio pero, no hay que confundirse, el Mono no quiere el poder y el dinero para sí. Todo lo que piensa y hace el Mono es porque imagina un mundo ideal y de bien para todos. Como el más idealista de los animales del horóscopo chino, quiere reformas, cambios. El Mono cambia las maneras, los saludos, el arte, la política y la economía. El año del Mono es la reflexión sobre la ética, los principios y los ideales. El Mono tendrá una gran transformación espiritual. Tal vez haga mezclas, confusiones y muchos inventos. Irá a las iglesias y hasta cambiará de religión pero su dimensión espiritual será la que no tenga formas ni cultos demasiado estrechos. Libre hasta los tuétanos, el Mono se dará los permisos que preparó con dedicación en años anteriores. Se irá de fiesta, cambiará de corte, tendrá nuevo ropero y saldrá con el saco al revés. Despistado, alegre y buen amigo, será el mejor vecino, el mejor gerente y el más brillante de los políticos. Esto traerá cambios familiares y querrá controlar lo que sucede a su alrededor y no dejará que nadie le dicte su rutina.

 

El Gallo, como el ave fénix

Años 1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993, 2005, 2017

2016 año del mono de fuego

Tendrá que renacer el Gallo. Acostumbrarse a que el mundo cambió y hay mil cosas que la vida tiene para él. Para el gallo, las cosas deben seguir el curso correcto, el deber, lo más formal. Es el más conservador de todos los signos y por esto mismo debe calmar los ánimos, bajar la guardia y practicar cualquier técnica oriental que le permita serenar su mente inquieta. En un entorno normal, el Gallo necesita tener la razón, es de pelea fiera, no lo obliga nadie, no lo manda nadie. Pero en el año del Mono, tendrá que ceder, dejar de dar cátedra y bajarse al reino de los otros mortales. Este año logra aplacar las ínfulas del Gallo, volverlo muy humilde y sobrepasar sus sentimientos de agresión y su constante presumir. En el año del Mono, al Gallo le llegarán muchos problemillas a los que no estaba acostumbrado: arreglar el baño, pintar la casa, cambiar de trabajo, odiar al jefe y aguantar la pareja. Es mejor que ande sin espuelas, que no tenga peleas con nadie. Enfrentar los problemas sin estrategia puede ser nefasto. Es mejor que se dedique a sus cosas, cumpla a cabalidad con los compromisos y no critique todo lo que ve y lo que oye. Debe ser más solidario con sus compañeros, amigos y familiares. A veces el Gallo cacarea más de lo normal, se indigna con facilidad y, a menos que lleve una profunda vida espiritual, se deja seducir por las banalidades. Así las cosas, los movimientos no le vienen bien. Anda atado a muchos placeres y comodidades a los que no quiere renunciar. El Gallo tendrá que esperar a que pase la tormenta y pueda tomar mejores decisiones. ¡Que el Gallo descanse!

El Perro, dejando atrás el individualismo

Años 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006, 2018

2016 año del mono de fuego

El Perro aprenderá a no ser más el individualista de siempre. Se remangará la camisa y será un buen compañero para trabajar en equipo. No podrá armar tarima y ponerse a predicar sus verdades porque otros ocupan la escena. Mejor que se dedique a descansar en una isla lejana o a entrenarse en la paciencia frente a tanta algarabía. El Perro tendrá quién lo lleve a los eventos de importancia, será invitado y sonreirá. Tiene muchas cosas que hacer, ayudar a otros, trabajar en equipo. Saldrá a correr lleno de miedo cuando encuentre las dificultades y buscará esconderse, pero le conviene ser franco y hablar con claridad. En el año del Mono no está del todo tranquilo, siente miedo, angustia, imagina que lo tienen en la mira o que lo obligan a hacer lo que detesta. Se sentirá incompetente. El Perro tendrá que aguantar una vida extraña, ajena a lo que quiere y lo que siente. En el afecto, se desorganizará. Es coqueto, seductor, sabe que tiene todo para ofrecer y es irresistible. Es un año desacomodado donde preferirá huir y dejar atrás lo que venía construyendo. El Perro es un visionario y en años de cambio necesita su buen juicio. Por esto es mejor que no se aleje demasiado porque tendrá tareas que cumplir. ¡Que el Perro respire y fluya con lo que el año le presenta!

 

El Cerdo, caminando con la frente en alto

Años 1935, 1947, 1959, 1971, 1983, 1995, 2007, 2019

2016 año del mono de fuego

El Cerdo es un animal cómodo. Nada lo mueve ni lo despeluca. Se mantiene en calidad de siempre hacer lo correcto. Viene a contar historias, a compartir su sabiduría y su opción amplia y benévola de la vida. Tiene el don de la adaptación. Un año que le trae un poco de exigencia. Es trabajador y generoso, y lo tiene sin cuidado quiénes hacen qué. Anda bien por fuera de los chismes y comentarios malsanos. El Cerdo prefiere trabajar. Este es un año en el que, con su gentileza, permitirá que sean otros los que brillen mientras él acumula la sabiduría y se hace a unas buenas arcas. Debe caminar con orgullo porque será requerido para que haga lo que se necesita. Un buen armario y muchas herramientas en buen estado para salir a trabajar y el Cerdo tendrá su empleo asegurado todos los días en el año. Alguien tiene que llevar los planes y proyectos del año. En materia de amores, prefiere la estabilidad de la familia, y con el año del Mono esto no es tan evidente porque el fuego que trae 2016, implicará que alguno se despercuda la pereza de encima. Si no se esfuerza otro poquito, su vida familiar estaría en riesgo. Es mejor volverse muy cursi y ponerse a bailar con las canciones más románticas de viejas épocas. Es un fiel enamorado, ¡que aproveche las gangas del año del Mono y que no descuide la pareja!

 


¿No encuentra lo que busca?