Ejercicios para prevenir las várices

By  | 
Ejercicios para prevenir las várices


Una de las causas más  frecuentes en la  aparición de las várices es la falta de actividad, ya sea que debas trabajar o por tener muchas actividades en casa, la  mayoría de las cuales se realizan sentada. Por lo cual, te presentamos algunos ejercicios muy sencillos para eliminar las várices en el lugar donde estés, sólo debes dedicarles pocos minutos.

Ejercicios para prevenir las várices

Ejercicios para prevenir las várices

Ejercicios para prevenir las várices

Ejercicios para prevenir las varices

1.- Doblar las rodillas
Acostados boca arriba en el suelo, debemos flexionar una de las piernas hacia el pecho, sosteniéndola desde detrás de la rodilla. Mientras nos mantenemos así debemos hacer trabajar los músculos de las pantorrillas y los pies moviéndolos.

2.-Pedalear
Ejercicios para prevenir las várices

Puede ser en bicicleta, pero, si no tenemos una, vale recostarse en el suelo con los pies en alto. Mientras más elevadas estén las piernas en este ejercicio, es mejor para la circulación, y por tanto, las arañitas en las piernas van a desaparecer.

3.-Caminar
Ejercicios para prevenir las várices

Caminar es una forma simple de mejorar la circulación de las piernas, y lo mejor es que no se necesitan más que diez o quince minutos al día para ver los resultados de una caminata.

4.- Levantar las piernas

Ejercicios para prevenir las várices

Para hacer este ejercicio para prevenir las varices en las piernas de la forma correcta debemos recostarnos boca arriba en el suelo, colocar las manos en la parte baja de la espalda para protegerla, debemos elevar las piernas con los gluteos apretados y la espalda apoyada. Una pierna por vez, y debe quedar perpendicular al suelo, mantenerla hasta sentir la sangre fluir y comenzar con la otra. Para relajarse, debes acostarte con las nalgas prácticamente contra la pared, y debes levantar las piernas apoyándolas contra la pared.

Recuerda:

Las várices son un signo o manifestación de la insuficiencia venosa crónica, la cual, de no atenderse no sólo a tiempo, sino de manera frecuente a través de la actividad física y una adecuada alimentación, puede tener consecuencias severas, como una trombosis o ulceraciones en las piernas.


¿No encuentra lo que busca?