Enseña a tu perro a dar la pata

By  | 
Enseña a tu perro a dar la pata


Enseñar a tu perro a obedecer desde el principio es complicado, la paciencia es la mayor virtud, en este artículo te explicamos una  forma de enseñar a tu perro a que sepa dar la pata, con este truco será siempre popular con las visitas. Para que el truco resulte sencillo hay una serie de lecciones, tanto para el animal como para el dueño, y que deberán seguirse para que haya un entendimiento entre ambos.

Enseña a tu perro a dar la pata

Las clases son duras y primero deberás armarte de mucha paciencia, ya que no todas las razas de pero son iguales y puede surgir la duda de si se está haciendo algo mal en cómo hago para que aprenda. Tranquilos, porque es una lección dura.

Enseña a tu perro a dar la pata

1.- Esconde una golosina en la mano con el puño cerrado

Con el perro sentado, sujeta con firmeza una golosina pequeña en la mano para que pueda olerla, pero no verla. Coloca la mano cerca del hocico del perro, pero a un lado para que pueda girar la cabeza ligeramente. (De esta forma dejará de apoyar peso en la pata que vas a pedir al perro que levante). Anima a tu perro a intentar conseguir la golosina la mayoría de los perros intentarán abrir tu mano con su pata.

2.-Abre la mano y deja que coja la golosina

Tan pronto como su pata toque tu mano, ábrela y deja que coja la golosina, felicitándolo al mismo tiempo. Repite el ejercicio varias veces. Alternando de un sitio a otro, tu perro debe aprender a utilizar la pata adecuada cada vez.

3.-Añadir una orden

Una vez que tu perro haya aprendido a hacer esto fácilmente, añade una orden verbal antes de darle el premio. Cuando el perro te toque la mano con su pata, di algo así como “¡Qué tal estas!” y dale la golosina.

4.-Tiende tu otra mano

Con la golosina en una mano, estira el otro brazo con la mano abierta hacia la pata que quieres que levante el perro. Tan pronto como el perro toque tu mano abierta con su pata, di “¿Qué tal estás?” y felicítale. Repite varias veces con las dos patas.

5.-Sigue practicando

Sigue practicando y tu perro responderá en breve a la orden “¿Qué tal estás?” levantando la pata hacia la que tú le tiendas una mano abierta.


¿No encuentra lo que busca?