Hogar

Cómo hacer un desatascador de tuberias casero





En este artículo aprende  cómo hacer un  desatascador de tuberias, que no sólo eliminará suciedades y obstrucciones, sino también microorganismos (incluyendo bacterias y otros), lo que dará más salud a todo tu hogar.


Prepara este desatascador y limpiador de cañerías casero es capaz de quitar obstrucciones con gran simpleza, y sin recurrir a los peligrosos químicos comerciales. Además, por su composición elimina microorganismos, y refresca así el mal aroma de las tuberías, mejorando su funcionamiento desde múltiples planos.

Ingredientes:

  • ¼ de taza de bicarbonato de sodio
  • ¼ de taza de sal fina común
  • ¼ de taza de crémor tártaro (lo compras en droguerías, laboratorios, tiendas de limpieza, casas de repostería, etc.)
  • 2 tazas de agua hirviendo
  • Un contenedor y una espátula

Cómo hacer un desatascador de tuberias casero

Preparación:

  1. Mezcla el bicarbonato de sodio, la sal y el crémor tártaro en el contenedor, combinándolos muy bien con la espátula.
  2. Vierte la mitad de la preparación por el agujero de la tubería obstruída, intentando hacer que penetre tanto como se pueda.
  3. Deja actuar unos 20 minutos antes de proseguir.

Modo de uso:

  • A continuación, vierte las dos tazas de agua hirviendo y deja que la combinación funcione por su cuenta durante una hora.
  • Verifica que no haya fugas de agua y que esa tubería no sea usada durante este tiempo.
  • Luego, enjuaga con un poco de agua fría del grifo, y verifica si la obstrucción ha desaparecido o si necesitas repetir la operación.
  • En tal caso, deja reposar por una hora más, vierte el resto de la preparación y repite el procedimiento.
  • Si este paso no fuera necesario, usa el resto de la mezcla en otros drenajes, incluso si no estuvieran obstruidos, para desinfectarlos y eliminar microorganismos.

¿Qué hacer si la tubería tiene una seria obstrucción?

  1. Si la obstrucción no hubiera desaparecido del todo con esta solución, entonces pasa a una acción más agresiva: vierte toda una taza de bicarbonato de sodio por la salida del drenaje, deja actuar por 20 minutos, y luego echa una taza de vinagre blanco. Verás que sale espuma: es lo que debe suceder.
  2. Deja que actúe hasta que ya no oigas el burbujeo de la combinación, permite reposar por unos 10 minutos, y vierte una taza de agua hirviendo, aguarda algunos minutos más, y echa una taza de agua fría, para enjuagar. Esto hará el complemento perfecto para los casos en que este simple desatascador de cañerías casero lo necesite.



Consultar si es miembro de la Junta Receptora del Voto para las Elecciones Ecuador 2017

¿No encuentra lo que busca?