Hogar

Cómo curar una mordida de perro





En este artículo les mostramos cómo curar una mordida de perro. Aprende a curar una mordida de perro, cuando se trata de una mordida de perro, su tratamiento dependerá en gran medida de la severidad de la misma, las mordidas más habituales pueden ser tratadas en casa sin mucha complicación.Las mordidas que solo son rasguños de los dientes en la piel y presentan poca profundidad pueden atenderse en casa mientras que las más serias, las que causan heridas más profundas y que rasgan algo más que la piel deben ser revisadas por un médico especialista.


A continuación, te indicamos qué debes hacer para curar una mordida de perro por si llega a sucederte.

1.- Examina la mordida

Este paso es importante pues es el que nos dirá que tan severa es la herida producida por la mordida. Si solo se trata de rasguños en la piel es una situación que se puede tratar en casa sin complicaciones mayores aunque requieren cierta atención.

Cómo curar una mordida de perro

2.- Lava muy bien la herida

Es muy importante que la herida sea lavada muy bien con agua y jabón. No limites el tiempo se esta acción, pasa varios minutos con la herida bajo el agua del chorro y lavando con jabón. La idea es eliminar los gérmenes de la herida y sus alrededores.

Puede que esto duela un poco, sobre todo al principio, pero es mejor esa pequeña molestia que dejar la herida sucia.

3.- Si la herida sigue sangrando, aplica presión

Este tipo de heridas tienden a sangrar un poco así que lo mejor que puedes hacer para detener el sangrado es colocar un paño limpio o gasa sobre ella y aplicar presión. En 10 o 15 minutos el sangrado debe haberse detenido, si no lo ha hecho, es hora de consultar a un médico.

4.- Aplica un ungüento antibiótico

Luego de haber limpiado la herida y de haber detenido el sangrado, lo mejor es aplicar alguna crema antibiótica como bacitracina o alguna otra que sirva para el mismo propósito. Aplica la crema tal como se indica en el empaque.

5.- Venda la herida

Tan pronto apliques el ungüento antibiótico, lo mejor es aplicar un vendaje en la zona para mantenerla limpia y protegida. El vendaje no debe quedar muy ajustado pero tampoco muy suelto para que pueda surtir su efecto de proteger contra posibles gérmenes.

6.- Cambia las vendas siempre que sea necesario

Los vendajes deben cambiarse cada cierto tiempo, sobre todo cada vez que volvemos a limpiar la zona y aplicar la crema o ungüento y cuando salimos de una ducha.

7.- Vacunas

Siempre que un perro nos muerde es importante actualizar nuestra vacuna contra el tétano que previene una posible infección causada por la mordida. Si la última vez que te colocaste la vacuna contra el tétano fue hace 5 o 6 años, los médicos sugieren volverla a colocar en el evento de una mordida de perro.

8.- Vigila la mordida

Debemos siempre estar pendientes del proceso de sanación de la herida y estar atentos a señales de una posible infección, algunas de esas señales son:

  • Aumento del dolor
  • Hinchazón
  • Enrojecimiento alrededor de la herida
  • Fiebre
  • Descarga tipo pus de la herida

9.- Determina el estatus de la vacuna de rabia del perro (si es posible)

La rabia es otra de las posibles infecciones que puedes contraer a través de una mordida de perro. Como la mayoría de las mordidas de perros provienen de perros conocidos es fácil verificar si el perro tiene activa la vacuna respectiva, de ser así, no hay riesgo de contraerla.

10.- Busca ayuda médica si presentas alguna condición médica

Hay algunas condiciones médicas que pueden empeorar una simple mordida de perro. Debes visitar a un médico si presentas alguna de estas enfermedades:




Consultar si es miembro de la Junta Receptora del Voto para las Elecciones Ecuador 2017

¿No encuentra lo que busca?