Hogar

Cómo cuidar un cactus en casa

By  | 
Cómo cuidar un cactus en casa


Los cactus son plantas originales y llamativas. Cuidarlos no requiere grandes esfuerzos, sin embargo se deben llevar a cabo unos cuidados específicos para mantenerlos en perfecto estado.

Cómo cuidar un cactus en casa


Procedimiento:

  • Selecciona un plato o maceta para tu cactus de interior que tenga un poco de fondo. Una profundidad de unos 25.4 cm. es una buena opción para un cactus. Asegúrate de que en la base tenga hoyos para drenar el agua de riego.
  • Compra lo necesario para plantar un cactus.
  • Para plantar cactus de interior son necesarias tierra especial para cactus, gravilla o arena y abono especial con nitrógeno y fósforo.
  • Elige tu cactus.
  • Existen muchas variedades disponibles que son adecuadas para plantar en interiores. Coloca la tierra en el plato o maceta. Deja un pequeño espacio en lo alto para dejar sitio al cactus.
  • Sitúa el cactus en la arena usando guantes de jardinero. Húndelo suavemente hasta que quede de pie.
  • Coloca arena alrededor de la base del cactus.
  • Esparce una capa de arena o gravilla sobre la arena alrededor de la base del cactus.
  • Dispón el cactus en un lugar soleado y caliente, en el que reciba entre 4 y 6 horas de sol al día.
  • Riega el cactus todo lo que sea necesario, aproximadamente una vez al mes.
  • Fertiliza los cactus una o dos veces al año usando un fertilizante con nitrógeno y fósforo.
  • Diluye a la mitad la cantidad recomendada antes de usar, y aplícalo sobre el cactus en primavera o los meses de verano.

Cómo cuidar un cactus en casa

Recuerda:

Colocar siempre tu cactus en el lugar más soleado de la casa.
Para realizar el transplante puedes utilizar un cono de varias capas de papel de periódico para no pincharte, además de los guantes.
Cuando estés aprendiendo a plantar cactus en casa, ten cuidado de no picarte los dedos. Usa siempre guantes de jardín cuando trabajes con ellos.
Un buen consejo para mantener cactus dentro de casa es levantar la maceta y comprobar el peso. Si está más ligera de lo normal, entonces es el momento de regar el cactus.


¿No encuentra lo que busca?