Educación financiera

Fondo de emergencia

By  | 
Fondo de emergencia


El fondo de emergencia es una reserva de dinero destinada a utilizarse únicamente en situaciones inesperadas que generan una crisis. Para consolidarlo, necesita ahorrar cierto porcentaje de sus ingresos y mantenerlo en un lugar seguro.

Fondo de emergencia

Hay muchas cosas en la vida que se escapan de nuestro control. Los electrodomésticos se estropean, los coches se averían, las personas pueden tener accidentes, divorciarse, enfermar o perder sus trabajos. Los gastos imprevistos que pueden surgir son infinitos y además aparecen en los momentos menos oportunos.

Que ocurre si no tenemos un fondo de emergencia?

1. Sin un fondo de dinero apartado para imprevistos, lo normal es tener que recurrir a opciones más costosas:
Pedir un préstamo o pagar con tarjeta de crédito. Endeudarnos más en tiempos difíciles es poco aconsejable, ya que los intereses aumentarían nuestros gastos fijos cuando menos nos lo podemos permitir. Es la mejor forma de caer en la trampa de un endeudamiento cada vez mayor. Además, en casos de necesidad, nos podemos ver forzados a aceptar condiciones poco favorables.

2. Deshacernos anticipadamente de inversiones a más largo plazo, como acciones o fondos de inversión. Además, puede ocurrir que en ese momento los mercados no sean favorables y haya que vender a un precio inferior o incluso con pérdidas. Y aunque no fuera así, estaríamos saboteando nuestros objetivos a largo plazo al deshacernos de estas inversiones.
No podemos evitar que lleguen momentos difíciles. Pero un fondo de emergencia sirve para paliar la situación e impedir el descarrilamiento de nuestros planes.

 

Consejos para crear un fondo de emergencia

Fondo de emergencia
Ahora que ya sabe qué es y para qué sirve, le damos algunos consejos que podrán ser útiles para la creación de su fondo de emergencia:

  • Según sus ingresos, determine un porcentaje fijo y considere ese monto en su presupuesto mensual. De esta forma sabrá que la cantidad ya está apartada y que no puede utilizarse en ningún otro gasto.
  • Abra una cuenta en el banco específica para el fondo de ahorro. Tener el dinero guardado reducirá la tentación de gastarlo en otras cosas y al mismo tiempo, su ahorro estará ganando intereses.
  • Si se presentó una emergencia y utilizó una parte o el total del fondo, es recomendable que incremente el porcentaje que ahorra cada mes. Aunque sea un incremento mínimo, tardará menos tiempo en recuperar lo que tenía.
  • Si sus ingresos se incrementan, aumente a la par el porcentaje que destina al fondo de emergencias. El esfuerzo que hace mes a mes se verá recompensado con la tranquilidad de poder solventar las crisis sin contratiempos financieros.
  • Puede tener dos fondos de emergencia, uno para situaciones menores y uno para emergencias mayores. El primero le serviría, por ejemplo, para arreglar el daño de un electrodoméstico o para el tratamiento de una gripa. El segundo sería ideal para solventar enfermedades prolongadas, un daño mayor del carro o los perjuicios ocasionados por un desastre natural.
  • Un fondo de emergencias es una alternativa entre muchas opciones preventivas que existen. Considere combinar el fondo de emergencias con otras opciones, como seguros de gastos médicos o de vivienda.

¿No encuentra lo que busca?